Estás aquí
Home > Viajes > Un pago único para el transporte aéreo

Un pago único para el transporte aéreo

Las soluciones para la aceptación de pagos de múltiples comerciantes en los aeropuertos han sido difíciles de alcanzar, hasta ahora

Desde que SITA los introdujo por primera vez en 1984, en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, las soluciones de uso común han marcado una enorme diferencia en la estructura de costos y la eficiencia de los aeropuertos y las operaciones de las aerolíneas.

Sin embargo, los movimientos de las aerolíneas para ofrecer servicios auxiliares, como el registro de equipaje y las mejoras de asientos por tarifas adicionales, crearon un nuevo conjunto de desafíos relacionados con la aceptación de pagos en la infraestructura de uso común.

Como resultado, muchas aerolíneas han tenido que enviar a los pasajeros a un mostrador de ingresos diferente, donde su pago pueda ser procesado utilizando una terminal de pago dedicada a una sola línea aérea. En una era de pagos sin contacto y un enfoque más estricto en satisfacer las expectativas de los clientes, así como una creciente gama de opciones de pago flexibles, lo anterior no solo resulta ineficiente sino que también introduce una barrera para las aerolíneas que se basan en la relación comercial con el pasajero.

El problema ha sido reconocido desde hace tiempo por la industria, incluso por la IATA. Durante varios años, su Grupo de Trabajo de Uso Común y el programa de Simplificación del Negocio han estado buscando una forma práctica de resolver estos desafíos.

¿Por qué parece difícil de alcanzar?

David Kershaw, Director de Cartera de SITA, explica: “La razón por la cual se ha tardado tanto en encontrar una solución se debe a la complejidad de múltiples aerolíneas que comparten un solo dispositivo de pago con tarjetas con chip integrado (EMV), una capacidad que estos dispositivos nunca tuvieron la intención de realizar”.

“También existen otros problemas difíciles y de varias capas. Por ejemplo, las aerolíneas requerían que las transacciones se procesen en su banco seleccionado, por lo que cualquier solución debía ser multibanco. Además, con algunos países que tienen regulaciones bancarias únicas, las permutaciones a través de la comunidad de viaje mundial requieren una solución flexible”.

Otros ejemplos de retos son aunados a los comerciantes que no usan los dispositivos de pago con chip y tarjeta PIN de EMV (Europay, Mastercard, VISA) pero que tienen la responsabilidad por las transacciones falsas y fraudulentas que les transfieren las marcas de la tarjeta. Por lo que, los aeropuertos deben asegurarse de que el sistema de pago que proporcionan para el uso de las aerolíneas cumpla con los requisitos del estándar de seguridad de datos (DSS) de la industria de tarjetas de pago (PCI).

La mejor manera

De acuerdo a Kershaw, la mejor solución es completamente directa. Tener una sola pieza de hardware en el mostrador o quiosco de uso común o en la unidad de depósito de equipaje; siendo un dispositivo de pago único con chip y PIN que encripte los datos en tiempo real y se conecte a través de un centro de datos compatible con PCI para múltiples comerciantes a múltiples aerolíneas que puedan procesar el pago y obtener una aprobación casi inmediata.

“Eso es lo que SITA ha logrado”, dice. “Esto es único no solo en el mundo de las aerolíneas sino también en el mundo de los pagos. El servicio de pago de uso común de SITA AirportConnect es la primera y única solución de pago que permite las transacciones de múltiples aerolíneas a través de una terminal de pago único.

“Además, la solución se puede usar con cualquier sistema de control de salidas. Cuando una línea aérea inicia sesión en un sistema de uso común, también inicia sesión en su propio sistema comercial, recibe pagos de los clientes según sea necesario y transmite los pagos al banco seleccionado de la aerolínea o al proveedor de servicios de pago”.

“Esto es SITA clásica: Brindar una solución compartida para un problema compartido”, concluye Kershaw. “Con la infraestructura de servicio alojada en el propio centro de datos compatible con PCI de SITA, los datos se cifran desde el lector de tarjetas hasta el proveedor de servicios de pago receptor, haciendo que los datos de la cuenta no puedan ser leídos por terceros no autorizados.

“Esto desvalora los datos de la cuenta porque no se puede abusar de ella, incluso si se la roban”. También simplificamos el cumplimiento de los requisitos de PCI DSS (Estándar de seguridad de datos) para aerolíneas y aeropuertos al reducir el número de requisitos direccionables durante una evaluación de seguridad PCI.

Top
Page generated in 3,024 seconds. Stats plugin by www.blog.ca