Estás aquí
Home > Turismo > San Miguel de Allende, un lugar para enamorarse

San Miguel de Allende, un lugar para enamorarse

San Miguel de Allende

En la capital colombiana, ante prensa especializada y agentes de turismo, se hizo la presentación de un nuevo y fascinante destino del país azteca que promete encantar a los colombianos por su diversidad cultural y arquitectónica. Sus calles empedradas, su arquitectura colonial, sus aguas termales y un clima templado, atraen a artistas, escritores y músicos extranjeros y nacionales, creando un crisol cultural extraordinario. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en julio de 2008.

San Miguel de Allende se encuentra en el Sur del Altiplano central de México; de clima semiárido, está cerca de la zona agrícola conocida como El Bajío. Es fácil viajar a San Miguel por avión o carretera porque geográficamente se encuentra en el centro del país. Los aeropuertos de Guanajuato (BJX-localizado al Sur de León, a 1.5 horas por carretera de San Miguel) y la ciudad de México, a 3 horas. El Aeropuerto Internacional de Guanajuato recibe vuelos de Aeroméxico, Continental y American Airlines desde Chicago, Dallas, Houston, Los Ángeles y Las Vegas. El aeropuerto de Querétaro (QRO) da servicio de vuelos nacionales y el trayecto es de 1 hora.

La ubicación y altitud sobre el nivel del mar de San Miguel le otorgan lo que muchos autores llaman un clima de eterna primavera, lo que quiere decir que las mañanas son frescas, y las tardes de sol brillante, a la puesta del sol se convierten en noches de temperaturas más bajas, a veces un poco frías. Durante las temporadas más cálidas, la temperatura en el día es de 28° (día) / 13° (noche) mientras que en diciembre y enero promedian a 21° / 5°.

Si viajas a San Miguel de Allende ….

San Miguel de Allende 2

La mejor manera de disfrutar San Miguel de Allende es caminando por sus calles empedradas llenas de mansiones coloniales y hermosos templos. Algunas de las atracciones que se puede encontrar en su caminata son:

El Jardín principal.- Esta plaza central es indudablemente el corazón de la ciudad. Pero en sí es el jardín que atrae a visitantes a sentarse a platicar en las bancas de hierro forjado a la sombra de los laureles, escuchando a los músicos que tocan en el kiosco central, o a sentarse en la orilla para disfrutar de uno de los muchos desfiles que pasan y tanto se disfrutan.

Museo Casa de Don Ignacio Allende.- Este edificio barroco de dos pisos es del siglo XVIII y, con su complejo trabajo de piedra y hierro forjado, es un magnífico ejemplo de las casas que construyó la rica nobleza española. Fue la cuna de Ignacio Allende y hoy en día funciona como un museo con exhibiciones que nos hablan del papel de Allende en la Guerra de Independencia.

Parroquia de San Miguel Arcángel.- La Parroquia original que se construyó a finales del siglo XVII, era de un diseño relativamente convencional y modesto. Esto cambió dramáticamente en 1880 cuando el maestro albañil, Zeferino Gutiérrez, fue comisionado para crear una fachada nueva. Un arquitecto autodidacta, se dice que Zeferino Gutiérrez se inspiró para su diseño en dibujos, grabados y tarjetas postales de catedrales europeas. La resultante fantasía neogótica, cuyas torres se pueden ver de casi cualquier lugar de la ciudad, ha hecho de la parroquia una de las iglesias más fotografiadas de México.

Presidencia Municipal.- El edificio histórico de la Presidencia Municipal se construyó originalmente en 1736, pero queda poco de la arquitectura original, se destruyó parcialmente varias veces. Sin embargo, sigue siendo muy importante, ya que fue el sitio de la formación del primer Ayuntamiento independiente de México, establecido el 17 de septiembre de 1810 por el Cura Hidalgo y el General Ignacio Allende y dirigido por Ignacio Aldama.

Casa del Mayorazgo de la Canal.- Esta mansión neoclásica fue la casa de la rica e influyente familia de la Canal y hoy en día es una sucursal de un banco. Su enorme puerta labrada (localizada sobre la Calle de Canal) es prueba no solo de la habilidad de los ebanistas coloniales sino también del estatus que consideraba tener la familia.

Teatro Ángela Peralta.- Originalmente diseñado como teatro ópera, fue inaugurado en 1873 con una representación de la más famosa soprano de México en ese tiempo: Ángela Peralta, más conocida como “El Ruiseñor Mexicano”. Hoy en día, más de 130 años después, es un elegante punto de reunión de artistas nacionales e internacionales quienes actúan en eventos variados como los Festivales de Jazz y Música de Cámara.

Mercado de Artesanías.- El mercado de artesanías ocupa un camino pedestre que cubre tres cuadras, lleno de puestos donde se vende arte folklórico y artesanías locales, joyería de plata, artículos decorativos, recuerdos y muchas cosas más.

El Chorro.- Construido alrededor de una de las calles más tortuosas y de mayor antigüedad de San Miguel este tranquilo parque sube hasta el manantial natural, los baños del siglo XVIII, una capilla primitiva y el templo actual que se encuentran en la parte alta. Según la leyenda, la capilla ofreció la primera ceremonia cristiana en San Miguel.

Instituto Allende.- La familia de la Canal construyó este enorme complejo en el siglo XVII como lugar de retiro y hacienda. Esta antigua casa se encuentra llena de interesantes patios, una capilla privada, en la cual se pueden ver algunos de los frescos coloniales, y una moderna galería de arte y restaurante. En 1951 se convirtió en un instituto de arte que ofrece cursos desde platería hasta cerámica y español, anualmente atrae a cientos de estudiantes.

Una región rica en Cultura y tradición

Todos los mexicanos adoran las fiestas, pero ninguna otra ciudad disfruta más de las celebraciones y festividades que San Miguel de Allende. Los lugareños llevan a las calles con brío y entusiasmo las fiestas tradicionales, en honor de los héroes patrios, los santos patronos, o a veces, se diría sólo por diversión.

A menudo parece que hay más celebraciones que días del año para acomodarlas, pero esta pequeña ciudad ha sido escenario central de la historia y la cultura de México por más de cuatro siglos. Se hace honor a los días de fiesta nacionales y también a los días de fiestas locales, y debido a la gran comunidad de expatriados, un gran número de celebraciones internacionales también dan pie a una fiesta con desfiles, procesiones, música, danza y por supuesto, fuegos artificiales.

Las fiestas más prominentes de San Miguel tienen lugar en Septiembre. Se inician con “El Grito”, el llamado a la independencia inspirado en el Cura Hidalgo. Las celebraciones continúan  hasta la fiesta en honor a San Miguel, el santo patrono de la ciudad, que dura toda una semana.

Los festivales religiosos continúan a lo largo de todo el año, algunos, como la fiesta de Nuestro Señor de la Columna, son exclusivos de San Miguel. La ciudad también es anfitriona de numerosos eventos prestigiados que atraen artistas, audiencia y artesanos de todo el mundo.

Sin lugar a dudas, sin importar que época del año usted elija para visitar San Miguel, encontrará una celebración en curso.

San Miguel de Allende es un destino completo, pero sus alrededores acumulan siglos de riqueza y tradición. Explorar los caminos de San Miguel a Atotonilco, a sólo 15 kilómetros de distancia es una forma sencilla de descubrir el fascinante mundo de sus alrededores.

Los caminos serpentean a través del fértil valle del Río Laja, un área de apacible belleza rodeada de colinas y manantiales de aguas termales. La cuenca del Río Laja, que ha sido habitada por más de tres mil años, es ahora el hogar de tranquilas comunidades rurales, numerosas capillas y haciendas coloniales.

El Santuario de Atotonilco

El Santuario de Atotonilco, (que quiere decir lugar de aguas caliente, por los manantiales cercanos), ha sido un lugar de adoración y peregrinaje desde su fundación en 1740. El Santuario consiste del edificio principal y seis capillas ajuntas cuya construcción duró más de 30 años en completarse. Las más de 206 piezas de arte religioso conservadas en esta iglesia fueron ordenadas por el fundador de la iglesia, el Padre Luis Felipe Neri de Alfaro. Los elaborados murales que cubren las paredes y los techos también datan de esa época y se atribuyen al pintor queretano Antonio Martínez de Pocasangre.

El santuario se relaciona también íntimamente con la historia de la Guerra de Independencia y sus caudillos. El primer estandarte de la guerra fue tomado del altar principal por el Cura Miguel Hidalgo, un lienzo de la Virgen de Guadalupe que ahora se exhibe en el Museo Nacional.

Tu boda en San Miguel de Allende

San Miguel de Allende en Corazón de México, tiene reservado para el más importante de tu vida todo un lugar lleno de historia y tradiciones. Imagina una callejoneada rodeada de tus mejores amigos por las empedradas calles o bien una serenata con mariachi en el jardín principal con la Parroquia de San Miguel Arcángel como testigo, la única neogótica de México.

San Miguel tiene para ti increíbles edificios coloniales, hoteles, ranchos, haciendas, casonas y villas que harán de tu evento algo inolvidable. Además te ofrecemos servicios de clase mundial: chefs, banqueteros y expertos planeadores de bodas que atenderán cada detalle para que tú disfrutes este momento especial al máximo.

Descubre en el Corazón de México la magua que te envuelve en el romance de nuestro hermoso destino, celebrando con nosotros el evento más importante de tu vida.

Top
Page generated in 2,402 seconds. Stats plugin by www.blog.ca