Bridgestone recomienda elegir el tipo de llanta según su rutina de manejo

Escoger la llanta correcta es una decisión muy importante, ya que la seguridad y confort de quienes viajen en el vehículo depende en gran medida de ello. En este sentido, Bridgestone recomienda a los conductores que antes de adquirir un neumático defina cuál será la condición usual de manejo, cuál será la peor condición que encontrará y qué tan frecuente podría ocurrir.

La mejor opción es seleccionar las llantas que mejor se ajusten a la condición de manejo más complicada que pueda encontrar en su día a día, ya que, de no ser así, podría tener problemas de agarre en condiciones especiales.

Si la persona realiza viajes cortos en la ciudad, le será más sencillo elegir, pero si conduce en vías rápidas, en horas de tráfico, necesita una llanta que se adapte a esta operación. Si su conducción es deportiva y rápida (que no sobrepase los límites de velocidad establecidos por ley) en carreteras con curvas pronunciadas, se requieren llantas de alto desempeño.

Los expertos de Bridgestone aseguran que, si el usuario está expuesto a manejo en ciudad y en lastre de manera frecuente, entonces una llanta mixta probablemente sea la mejor opción, al ofrecer una buena mezcla entre desempeño dentro y fuera de carretera.

“Las llantas son uno de los componentes más importantes del vehículo, ya que brindan la estabilidad que requiere el mismo. Ellas juegan un papel vital para la conducción, por lo que antes de adquirir un neumático los usuarios deben investigar sobre el producto, estudiar las necesidades del carro y las condiciones en las que suele manejar, para que pueda asegurar un agarre y frenado óptimo y evitar accidentes”, comentó Nevardo Porras, Gerente de Ingeniería de Ventas de Bridgestone Colombia.

De acuerdo con los especialistas, los usuarios pueden identificar cuatro tipos de llantas adaptadas para cada necesidad: las de uso común, las 4×4, las de competición y las especializadas.

Las llantas de uso común o cotidiano, tienen un diseño y tamaño que permiten a los vehículos afrontar dificultades climáticas como pavimento mojado e incluso caminos que hayan sufrido estrados por el invierno. Este tipo de llanta permite un desempeño urbano de larga duración y se caracteriza por tener una altura y profundidad media.

Las llantas 4×4 son generalmente más grandes en altura, paredes, surcos y bloques del diseño. Se utilizan para rodar sin problemas sobre tierra suelta, lodo o incluso piedras. Están hechas para caminos de terracería y por ellos los conductores deben tener cuidado cuando transitan en el asfalto, ya que tienen menos adherencia que las llantas de temporada al momento de frenar.

Las llantas de competición, por su parte, son las clásicas llantas lisas, prácticamente sin dibujo, que se usan solamente en una pista profesional de asfalto. Tienen total adherencia para las altas velocidades y para sumar estabilidad y dinamismo en las curvas. Este tipo de llantas no son legales en carretera.

Por último, existen llantas especializadas que cuentan con el diseño más simétrico de todos los modelos y son más anchas que as de uso común. Tienen buena adherencia en pavimento seco y húmedo, no así bajo la lluvia.

Para mayor precisión a la hora de adquirís una llanta, los usuarios pueden encontrar el tipo de neumático que requiere su vehículo en una placa situada en el marco de la puerta del conductor, dentro de la guantera y en la cara interna de la tapa del combustible.

Para mayor información sobre el portafolio de Bridgestone y los centros de servicio autorizados en Colombia, visite: www.bridgestone.com.co