“Casa Cochera del Gobernador en Cartagena, celebra su segundo aniversario”.

En efecto, desde la céntrica ubicación de este hotel boutique, al caer la tarde, el turista podrá visitar en un coche que lo espera apostado a sus puertas, el Parque Bolívar llamado en la colonia Plaza Mayor y Plaza de la Inquisición, centro del poder religioso, donde se encuentran La Catedral de Santa Catalina y el Palacio de la Inquisición, terminado en 1770, y cuya construcción demoró casi 80 años.

 

El cochero lo llevará al Baluarte de San Ignacio erigido en 1630 para proteger la Bahía de las Ánimas; a la Plaza de los Coches que adquirió su nombre en el siglo XIX cuando el Ayuntamiento autorizó a los aurigas a estacionarse allí, o a la Plaza de la Aduana con el edificio donde vivió el fundador don Pedro de Heredia, también llamado de la Antigua Real Contaduría porque en ella se estableció la burocracia de la corona. O la Plaza de la Proclamación, donde el pueblo sublevado apoyó la firma del Acta de Independencia de Cartagena el 11 de noviembre de 1811. Allí se construyó la Casa del Cabildo de Cartagena en 1676 y en este edificio funcionó el Palacio de la Gobernación de Bolívar que, hace poco, cedió su predio para alojar y dar vida al Centro Cultural Alma, a la vuelta del hotel Casa Cochera del Gobernador: todo un resumen de la historia de la ciudad y de sus raíces.

 

DOS AÑOS EVOCANDO HISTORIAS.

 

Hace más de 400 años solo había dos coches de caballos en todo el Nuevo Reino de Granada y los dos estaban en Cartagena. Uno era el coche del gobernador y el otro del inquisidor. Durante más de un siglo, la Ciudad Amurallada fue la única ciudad que tuvo este par de carruajes y el del gobernador se guardaba en este lugar que hoy se llama Hotel Casa Cochera del Gobernador. El hotel boutique abrió sus puertas para hospedar a los turistas que vienen en busca del lujo y tras la historia de una ciudad que vivió una gran prosperidad durante los años de la Colonia.

 

Este hotel boutique recoge esas historias de esplendor. Son la atmósfera sutil que recorre los salones señoriales, las elegantes habitaciones, las texturas de argamasa que de vez en cuando saltan a los ojos de los turistas, que vienen en busca de un servicio exquisito y de esas pinceladas del pasado.

 

Así, desde la habitación “La Cúpula”, montada en el antiguo mirador de Casa Cochera del Gobernador, será imposible que la imaginación no te lleve a los remotos años del auge del más grande puerto americano del imperio español. Este mirador, hoy convertido en habitación de hotel, logrará que el pasado colonial tome de nuevo forma en tu espíritu.

 

Todo se debe a una afortunada conjunción de circunstancias que dieron vida a este lujoso hotel boutique:  la cuidadosa restauración de una de las construcciones más antiguas de Cartagena, la pasión de los propietarios por la Ciudad Amurallada, la exquisita decoración interior, salida de las manos de un profesional de reconocida trayectoria y la experiencia del operador hotelero oxoHotel.

 

En efecto, los dueños de la casa quedaron absolutamente cautivados con la historia de esta propiedad, de cuya existencia hay indicios en planos de 1586. “Nos enamoramos, apenas entramos, por su arquitectura, por lo que transmiten los espacios. Sus ambientes son tranquilos, propician el disfrute de una estadía en calma. Nos encantó la idea de abrir un hotel de lujo que le permita al turista experimentar esa magia de Cartagena que nosotros hemos disfrutando”.