“CINCO ERRORES CLÁSICOS AL ELEGIR UN HOTEL PARA VIAJES DE TRABAJO”.

“CINCO ERRORES CLÁSICOS AL ELEGIR UN HOTEL PARA VIAJES DE TRABAJO”.

24 julio, 2019 Desactivado Por Yesid Aguilar

La presencia de nuevas tendencias en la industria turística ha diversificado los requerimientos de los ejecutivos durante sus viajes de negocios. La prolongación de su estadía para realizar actividades de ocio, descanso y turismo es uno de los aspectos más comunes al elegir las fechas de su alojamiento. Según la investigación realizada en 2018 por Expedia Group Media Solutions el 60 % de los turistas corporativos extendió su visita para combinar negocios con placer.

 

Ciudades como Bogotá, Medellín y Cartagena se han ubicado como los principales destinos para viajes de trabajo. Cifras de Migración Colombia señalaron que en mayo llegaron al país más de 330 mil turistas extranjeros de los cuales 30.929 viajaron por motivos de negocios, ubicando a Bogotá en primer lugar con 129.548 visitantes, seguida por Cartagena (1.548) y Medellín (1.387).

 

“En los últimos años el turismo corporativo y los requerimientos del viajero han presentado múltiples cambios con la llegada de innovadoras tendencias al sector de la hospitalidad. Dentro de esta diversidad es importante que los directivos se enfoquen en los servicios que permitirán que su estadía sea lo más productiva posible. Contar con habitaciones adaptadas para realizar reuniones o juntas privadas, conectividad en todo el hotel y espacios diseñados para el descanso son algunos aspectos que permiten una alojamiento completo en un viaje de trabajo“, afirmó Miguel Eugene, gerente general de Hilton Bogotá Corferias.

 

Ubicación estratégica, diversidad gastronómica, amplia oferta de transporte, conectividad y disponibilidad de espacios para reuniones son algunos servicios que el turista debe tener en cuenta al buscar su alojamiento ideal. Por este motivo, Hilton Bogotá Corferias comparte algunas recomendaciones para evitar los cinco errores más comunes al elegir un hotel para viajes de trabajo.

 

1.Desconocer la opinión de anteriores huéspedes. Aunque el reconocimiento del hotel es importante al buscar hospedaje, también se deben tener en cuenta los comentarios de los viajeros de negocios que ya han visitado la propiedad. Esto permite tener una mejor referencia del lugar, conocer si sus espacios se ajustan a las necesidades del turista o analizar nuevas opciones, si la mayoría de los comentarios son negativos.

 

2. La ubicación no es importante. Para algunos visitantes este aspecto es irrelevante. Sin embargo, en Bogotá, es primordial que el hotel se encuentre cerca a los lugares donde el ejecutivo tendrá sus reuniones, como centros culturales y el Aeropuerto Internacional El Dorado. El tráfico y las distancias en horas pico pueden complicar la estadía o generar situaciones incómodas para el turista.

 

3. Sólo se necesita una cama para descansar. Las micro estancias han llevado al ejecutivo a dejar de lado la comodidad de la habitación y los lugares de descanso durante su viaje. Hilton Bogotá Corferias sugiere investigar sobre los servicios y espacios que brindan los hoteles como un Fitness Center, restaurantes con oferta variada o un bar para beber un trago al finalizar la jornada laboral, con el fin de obtener una mejor experiencia durante la estadía y así combinar negocios con placer.

 

4. La conectividad es irrelevante. Los viajes de trabajo requieren instalaciones tecnológicas para estar conectado permanentemente. Servicios como WiFi ilimitado, fuentes de carga USB o la posibilidad de interconectar dispositivos a las pantallas de las habitaciones deben estar en la lista de prioridades al realizar la reserva.

 

5. El room service nunca se necesita. El cansancio de una larga jornada, cambios de clima en la ciudad o bastante carga de trabajo son algunos factores que impiden dejar la habitación para buscar restaurantes o droguerías en un viaje de negocios. Por esta razón, el room service facilita al huésped acceder a este tipo de servicios sin abandonar la comodidad de su habitación.

 

Estos pequeños detalles pueden marcar la diferencia al llevar a cabo el viaje de negocios. Elegir un hotel adecuado para una estadía cómoda, segura y tranquila puede facilitar el comienzo de negociaciones o el cierre de algún contrato con clientes importantes.