Cinco pasos para contratar a los mejores empleados

Cinco pasos para contratar a los mejores empleados

18 septiembre, 2018 Desactivado Por Redacción

Una mala contratación de personal puede desencadenar en una serie de problemas al interior de una empresa, generando un estado de crisis o, incluso, una serie de pérdidas financieras. Encontrar trabajadores motivados, cualificados y con el potencial necesario para desempeñar su rol, además de generarle valor a una entidad, contribuye al aumento de su productividad.

“Empecemos por lo más importante: los empleados son la columna vertebral de cualquier empresa, y precisamente por ello se debe prestar mucha atención a su proceso de contratación. El compromiso, la buena actitud y la disposición, la capacitación y los conocimientos previos hacen parte de los aspectos que se deben priorizar al analizar un perfil profesional. Como empresa líder en el mercado en la gestión integral del talento humano, en ManpowerGroup, además, recomendamos que el empleador analice si el candidato tiene simpatía para encaminar sus acciones hacia la cultura organizacional y la visión de la compañía”, señala Javier Echeverri, Country Manager de ManpowerGroup Colombia.

Tener presentes estas claves a la hora de elegir el equipo que hará parte de un negocio, contribuirá a que la búsqueda sea más sencilla y arroje mejores resultados:

1. Tenga claras sus necesidades de talento antes de buscar candidatos: recuerde que la empresa debe tener objetivos claros y contratar el talento preciso para conseguirlos. En ese proceso para elegir al personal adecuado es primordial que el empleador se haga una serie de preguntas, y, también, se las replique a los candidatos: ¿qué actividades deberá realizar la persona?, ¿necesita experiencia?, ¿qué habilidades son necesarias para el cargo?, ¿tiene capacidad para trabajar en equipo?, ¿piensa estratégicamente?, ¿sabe trabajar bajo presión?. Recordemos que ver el trabajo como una oportunidad para avanzar y convertirse en un activo para la empresa es señal de que es un candidato acertado.

2. Evalúe su conocimiento y experiencia práctica, pero, sobre todo, la capacidad de aprender: cuando un candidato no tiene la experiencia requerida para un cargo, necesitará más tiempo para conocer y familiarizarse con los diferentes matices del trabajo. Esto conlleva a un retraso en el plan que tenga la empresa, por eso es importante contratar personal que ya esté capacitado en tareas específicas, pero eso es manejable. En esta época de cambios bruscos en los negocios, el éxito depende menos de lo que las personas saben y más de su capacidad de aprender.

3. Determine si tiene las fortalezas necesarias para la posición: las organizaciones buscan candidatos motivados, que estén abiertos a los cambios, listos para enfrentar los retos diarios, dispuestos a cumplir plazos y atentos a las demandas de los clientes, si es el caso. El empleador debe tener presente todos estos aspectos antes de tomar cualquier tipo de decisión.

4. Priorice la cultura organizacional de la empresa: uno de los aspectos más importantes a considerar cuando se contrata un candidato debe estar relacionado con su capacidad de encajar con la esencia del lugar. Aquí es vital asegurarse de que la persona no ha sido propensa a conflictos en su lugar de trabajo previo, y si su relación con antiguos colegas era o no cordial.

5. Esté al tanto de posibles candidatos: continuamente en las empresas surge la necesidad de contratar personal, por eso no deje de lado posibles perfiles que le puedan generar valor a la compañía. Asegúrese de que su equipo de RRHH tenga una amplia base de datos a la cual pueda recurrir en caso de una emergencia, o cultive semilleros de talentos aprovechando instancias como organizaciones barriales, alcaldías, centros educativos, universidades y todas las comunidades y redes de contactos posibles.