“Claves para transportar mercancías peligrosas”.

Durante el 2020 los transportadores movilizaron más de 108,7 millones de toneladas en carga y se realizaron 7,73 millones de viajes, según un diagnóstico elaborado por la Federación de Empresarios de Transporte de Carga (Fedetranscarga), a partir de datos del Registro Nacional de Despacho de Carga (RNDC).

 

La experta en este tema Claudia Milena Manjarréz, directora ejecutiva de la Corporación CICCE nos explica que: El transporte de mercancías peligrosas, es decir, productos agropecuarios, las que manejan biocombustibles y sus derivados y aquellas que lleven sustancias consideradas como riesgosas están reguladas por una normatividad específica establecida en el Decreto 1609 de 2002 y la Resolución No. 0001223 de 14 de mayo de 2014. Por lo tanto, estas empresas están obligadas a contar con la certificación de un curso obtenido por entidades validadas por el Ministerio del Transporte, antes que expire el plazo establecido. De lo contrario, las sanciones a las cuales están expuestos ascienden a $180.000.000 de pesos.

 

La normatividad vigente, establece los requisitos técnicos y de seguridad que deben tenerse y aplicarse al desarrollo de la labor del transporte de mercancías peligrosas en el territorio nacional, a fin, de minimizar los riesgos y garantizar la seguridad, protección de la vida y el medio ambiente. Por esto es importante recordar que:

 

  • Los vehículos para el transporte deben tener características específicas que los diferencien de los demás.
  • Sus contenedores deben estar bien asegurados y la carga dentro de ellos debe estar acomodada correctamente.
  • De la misma manera, debe existir el parámetro diferenciador de estos vehículos con los demás, esto significa que deben estar identificados con los letreros respectivos de advertencia. Estos letreros deben explicar el contenido del material que transportan: Materias y objetos explosivos, Gases, Líquidos inflamables, Comburentes y peróxidos orgánicos, Sustancias tóxicas e infecciosas, Materiales radiactivos, Sustancias corrosivas o Sustancias u objetos peligrosos varios.

 

Los conductores que no tengan el certificado del curso otorgado por entidades legalmente constituidas, instituciones de formación para el trabajo y desarrollo humano y estén inscritos en el Sistema de Información de Conductores de Vehículos que transportan Mercancías Peligrosas – SISCONMP, elaborado por el Ministerio del Transporte, pueden ser sujeto de cuantiosas multas hasta de 200 SMLMV, es decir, un poco más de $180.000.000 o inclusive de inmovilización del vehículo, por parte de la Policía Nacional.

 

Las anteriores sanciones están establecidas por la Superintendencia de Puertos y Transporte, por no realizar, obtener o portar el Certificado del Curso Básico Obligatorio de capacitación para conductores que transiten con Mercancías Peligrosas Art. 14 Literal A Decreto 1609 de 2002 y reglamentado en la Resolución No. 1223 del 14 de mayo de 2016. Además, los conductores que obtengan certificaciones de entidades no validadas por el Ministerio del transporte y al no estar inscritos en el sistema, podrán ser sujeto del delito de fraude en documento público.

 

Un curso de capacitación completo y competente incluirá los siguientes componentes:

 

  1. Características físicas y químicas de las sustancias de mayor cotización en el país, el ciclo de vida para cada una y sus niveles de peligros (tóxicos, corrosivos, radioactivos, inflamables, explosivos, comburentes, oxidantes, entre otros).
  2. Normas de seguridad y protección ambiental para almacenamiento y transporte.
  3. Suministración de la información necesaria para sesiones efectivas de toma de decisiones, lo cual conducirá a la formación de actitudes seguras hacia el manejo de estas sustancias.

 

La capacitación es fundamental para la formación de conductores aptos para el manejo de estas sustancias, pues se les proporciona la oportunidad de estudiar con detenimiento las condiciones ambientales del territorio donde operan, la manera en como las sustancias que transportan pueden alterar el orden natural de los ecosistemas y poner en peligro el bienestar de los ciudadanos comunes.

 

El curso básico tendrá una validez de los dos (2) años, vencido este término, el titular de la certificación deberá tomar un curso de actualización sobre los mismos ejes temáticos, con una duración de veinte (20) horas, el cual solo será válido por un año.

La corporación CICCE ofrece este curso, el cual, tiene una duración de 60 horas por primera vez y de 20 horas para renovarlo. Este Curso avalado por el Ministerio del Transporte está dirigido a las empresas transportadoras.

 

 www.cicce.edu.co