Conozca cómo Samsung garantiza la seguridad en sus Smart TVs

Conozca cómo Samsung garantiza la seguridad en sus Smart TVs

15 agosto, 2018 Desactivado Por Redacción

Para continuar con la promesa de conectividad de sus productos a través del Internet de las Cosas (IoT), Samsung está encaminada a desarrollar productos de uso doméstico y personal con los más altos estándares de calidad y seguridad.

Por esta razón, el equipo de investigación y desarrollo de la división de Visual Display (VD) de Samsung, además de incluir los mejores materiales como Quantum Dot para una imagen UHD 4K real y volumen de color al 100%, el Q Engine, para manejar la mejor plataforma Smart en su línea QLED y Premium UHD, trabaja constantemente para garantizar que la información personal de los usuarios esté protegida cuando estén conectados a Internet desde sus Smart TVs.

Seguridad del usuario, una prioridad

Como un banco que utiliza múltiples niveles de seguridad (cámaras, bóvedas y guardias privados) para proteger sus objetos de valor, los Smart TVs de Samsung cuentan con tres etapas de seguridad en el momento de su fabricación: plataforma, aplicación y hardware.

De hecho, Samsung es el primer fabricante en el mundo certificado por dos años consecutivos por el International Security Standard Common Criteria (CC), organismos que vela por los sistemas seguros de computación a nivel global.

1. Registro en la Plataforma

Datos importantes como la cuenta y contraseña del usuario se cifran antes de su almacenamiento. Posteriormente, se despliega un proceso de cifrado estandarizado para proteger los datos cuando se comunican con servidores externos para evitar que los atacantes roben sus datos. Así, la información se encripta para que terceras partes no intercepten o modifiquen datos; a su vez, se elimina la posibilidad de accesos no autorizados a la información del usuario.

Con la tecnología de seguridad de la plataforma, los servicios del Smart TV funcionan de forma segura: bloquean códigos no autorizados para acceder al TV y aseguran puntos vulnerables dentro de la plataforma. Además, los televisores inteligentes Samsung utilizan el teclado virtual protegido y el teclado numérico “Teclado seguro”, para proteger la información personal de los usuarios, como números de tarjeta de crédito y contraseñas.

2. Aplicación

Esta etapa bloquea los sitios de phishing en la Web desde el acceso a dispositivos y detecta infecciones de códigos maliciosos. Así mismo, el navegador cuenta con una función de seguridad que crea una alerta emergente cuando el usuario hace clic en sitios web sospechosos. Al solicitar al usuario que proceda o rechace la ventana emergente se evita que la información personal se filtre por medio de phishing encubierto o sitios web maliciosos.

Para detectar y evitar que el software malintencionado (malware) intente introducirse en el sistema de televisión, los dispositivos usan el motor de vacuna anti-malware que supervisa, analiza e impide el paso de información relacionada con el malware. Además, la protección de red obstruye los ataques externos maliciosos que podrían penetrar en las redes de los usuarios.

Para añadir aún más protección, Samsung integró la aplicación de seguridad mejorada “McAfee Security for TV” a sus televisores inteligentes, que una vez activa, monitorea el software malicioso en la red, proporcionando la máxima tranquilidad.

3. Hardware

Por último, a través de la etapa de seguridad del hardware, la arquitectura de chips del Smart TV, evita la filtración de datos separando el espacio físico en el hardware para que funcione el software central. En ese sentido, los televisores Samsung utilizan el sistema operativo Tizen, desarrollado por la marca, y junto con la sólida base en el nivel de hardware, garantiza la estabilidad del sistema y las aplicaciones del televisor.

Samsung entiende que la seguridad y la confianza son fundamentales para el uso de televisores inteligentes y que la confianza depende de conexiones cada vez más seguras.