De la cotización al cumplimiento, CCS ayuda a mantener satisfechos a tus clientes

Mantén a tus clientes satisfechos y comprometidos con la nueva solución de Cumplimiento de Pedidos de Cloud Consulting Services. El cumplimiento eficiente de los pedidos es un factor clave para la reputación de las marcas y la fidelidad de los clientes Cloud Consulting Services (CCS) presentó hoy su solución de Gestión y Cumplimiento de Pedidos, que proporciona un proceso comercial sin interrupciones desde la cotización hasta el cumplimiento, con información centralizada de clientes, pedidos, facturas y envíos, lo que garantiza la facturación y el pago oportuno. Impulsada por NetSuite —el ERP en la nube de Oracle— la nueva solución de Gestión y Cumplimiento de Pedidos de CCS no solo integra a los equipos de ventas, finanzas y fulfillment (cumplimiento), sino que además mejora la precisión de las cotizaciones al eliminar errores de facturación, fortaleciendo de paso los procesos de reconocimiento de ingresos e impulsando la eficiencia.
“El cumplimiento de pedidos es un proceso crucial para el desarrollo del negocio”, asegura Néstor Clavijo, gerente general de Cloud Consulting Services (CCS). “Debido a que las empresas ganan dinero al vender su productos y servicios a otras empresas (B2B) o a los consumidores (B2C), la venta no se completa hasta tanto el cliente reciba los artículos vendidos. Es cuando el cumplimiento de pedidos materializa la venta y se comporta como el ADN del negocio”.
El cumplimiento de pedidos significa cumplir con un pedido de venta según las especificaciones del cliente. Es un proceso que requiere entregar los bienes según lo prometido al momento de la venta. Para lograrlo, las organizaciones deben considerar siete pasos primordiales: Recibir el inventario, almacenarlo, preparar los pedidos, empaquetarlos, enviarlos, entregarlos y —finalmente— manejar devoluciones. Gracias a la nueva solución de Gestión de Pedidos de CCS, es posible mejorar el flujo de caja y aumentar la entrega a tiempo con reglas que determinan la ubicación de envío más óptima. Así mismo, ayuda a reducir los costos de envío y —algo muy importante— mantener a los clientes satisfechos y comprometidos.