En Providencia nace: Cotton Tree Spa Providencia – bienestar, relajación y turismo

Con el fin de promover a Providencia como destino de bienestar y salud, se inauguró en la isla el centro de relajación y bienestar “Cotton Tree Spa”, iniciativa liderada por Fontur y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con una propuesta basada en el equilibrio entre la tradición y el confort, en armonía con la naturaleza que lo rodea.

 “Es una experiencia mágica, en un hermoso lugar rodeado por el mar de los siete colores, lleno de tradiciones, cultura raizal y la energía que envuelve el árbol de ceiba pentandra; símbolo de conexión, unión, vida y equilibrio entre el cielo y la tierra.” Asegura Zunny Orozco, administradora del lugar.

Las diferentes  experiencias wellness que ofrece el spa están orientadas a equilibrar al ser humano con la naturaleza a través de rituales y terapias de autor rescatando tradiciones de la cultura raizal, que equilibren al ser humano y permitirles llevarse una parte de Providencia y Santa Catalina en el alma.

De acuerdo con la directiva, “el Cotton Tree Spa se creó como un plus para la isla, más que un centro de terapias y masajes es un refugio de salud y bienestar con una identidad cultural, en el cual los visitantes viven una experiencia única.”

Cotton Tree Spa está ubicado en el sector de South West Bay,  cuenta con servicios de spa individuales para los amantes de un hidromasaje, jacuzzi bajo el árbol de ceiba, sauna, zonas de terapias y tratamientos faciales. Además de un salón para eventos sociales con capacitada para 40 personas y restaurante con una carta gourmet balanceada que ofrece exquisita gastronomía fusión y cocina de autor.

Nueva imagen para Providencia

El territorio insular de Providencia y Santa Catalina presentó su nueva marca turística que busca resaltar la cultura y tradiciones de esta hermosa región del caribe colombiano.

“En la imagen se  representan los íconos de las islas como el cangrejo negro, la cabeza de Morgan, los arrecifes, nuestro mar de los 7 colores… queremos mostrarnos como un destino único y natural.” Afirmó la Secretaria de Turismo, Esmeralda Rodríguez, Secretaria de Turismo.

La propuesta turística está enmarcada en una oferta ecoamigable, que hace énfasis en el desarrollo del turismo comunitario en la medida en que los grandes protagonistas del servicio son los mismos miembros de la comunidad raizal.

Es así como, por ejemplo, la infraestructura turística de las islas tiene su mayor fortaleza en la existencia de 72 posadas isleñas, que se definen como la extensión de la familia raizal. Estos albergues lograron en los últimos tres años responder a los estándares de calidad exigidos nacionalmente.

También se ha trabajado en integrar los oficios populares a la actividad turística. De esta forma, la oferta gastronómica se nutre exclusivamente de lo que los pescadores artesanales logran ganarle al mar de los siete colores y lo que los agricultores recolectan en el bosque.

“En la Vieja Providencia y Santa Catalina islas cualquier vivienda es hotel, cualquier cocina restaurante, cualquier isleño guía. El renglón del turismo se ha insertado de una manera certera dentro del libreto de los isleños.” Aseguró Rodríguez.

De hecho, el 31 por ciento de la población económicamente activa deriva su sustento de la actividad turística, por eso los isleños se sienten preparados para abrir sus puertas a un viajero dispuesto a la aventura y, “en consecuencia, se ha creado una marca que ha de distinguir al territorio insular menor de la oferta turística de otros lugares de Colombia y del Gran Caribe.”

En  2017 llegaron al territorio más de 30 mil visitantes, que fueron atendidos en 15 hoteles pequeños y 72 posadas nativas. Para el 2018 se espera que esa cifra crezca hasta los 32 mil pasajeros.