“La hipnosis sí sirve para mejorar la calidad de vida”.

Estados Unidos, México, Bolivia, Colombia, Egipto y Francia son algunos de los países en los que Mustafa Badawy ha tenido éxito como experto en hipnosis. Su habilidades y conocimientos en dicha materia lo han convertido en una de las personalidades más apetecidas para participar en programas de televisión, shows en vivo, asesorías y conferencias corporativas, además de sesiones personales con quienes así lo requieren.

 

Aunque parece algo traído de los cabellos, la hipnosis es más común de lo que muchos piensan. De hecho, todos estamos en trance más de la mitad de nuestra vida. Así lo explica Mustafa Badawy, un egipcio muy colombiano que ha hecho todo lo posible por convertirse en uno de los expertos en hipnosis más reputados a nivel mundial.

 

Mustafa, que nació en El Cairo, Egipto, estudió negocios internacionales en París. Sin embargo, su pasión por la hipnosis como práctica que él ha llevado a niveles profesionales lo llevó a especializarse en Stage Hypnosis y muchos otros cursos que van desde hipnosis de espectáculo, pasando por hipnoterapia, banda gástrica mental e hipnosis corporativa.

 

Pronto el nombre Mustafa Badawy comenzaría a hacerse más conocido en medios de comunicación de Colombia y de América Latina. En México, por ejemplo, fue invitado del programa ‘Enamorándonos’, emitido por la cadena TV Azteca. En Colombia, fue el protagonista del programa ‘Hipnosis, un juego demente’, producción de RCN Televisión.

 

Si se hace un breve recorrido por su canal de YouTube podrá apreciarse cómo Mustafa ha llegado a otras salas de redacción para demostrarles a los periodistas de allí que la hipnosis, siempre que las personas lo permitan, es absolutamente real y del todo posible.

 

Y es que las demostraciones, los shows y las exhibiciones son uno de los fuertes de Mustafa. Si además de su experticia en hipnosis se tiene en cuenta su amplio sentido del humor, los shows de este egipcio que hipnotizó a América Latina son una pieza de la que nadie debería prescindir.

 

La pandemia del virus Covid-19 le pasó su cuenta a Mustafa y, como todo lo demás, hizo que los shows tuvieran que ser suspendidos. Sin embargo, gracias al progresivo proceso de vacunación en el mundo y a la reactivación económica, el hipnotista se ha vuelto a poner en marcha y ha procurado hacer de su especialidad uno de los espectáculos más apetecidos por el público del continente.

 

Pero la hipnosis no sirve solo para hacer demostraciones y producir divertimento. Mustafa se ha convertido en el terapeuta de no pocas personas que acuden a él para superar bloqueos de todo tipo. Desde adicciones al alcohol, la comida y el cigarrillo, hasta dificultades para expresarse en público, Mustafa ha ayudado a decenas de personas a mejorar su calidad de vida.

 

Eso sí, el especialista es claro en que si no hay voluntad por parte de quien requiere la ayuda, los resultados son técnicamente imposibles. Pero si los pacientes ponen de su parte en los procesos de hipnosis (la mayoría de los cuales son de regresión, según Mustafa Badawy) es probable que logren llegar a las causas de los problemas psicológicos que por tanto tiempo han menoscabado sus capacidades como personas. Tales sesiones pueden ser realizadas tanto de forma presencial como de manera virtual.