Los niños, actores importantes para la conservación de nuestro planeta.

Los niños, actores importantes para la conservación de nuestro planeta.

24 abril, 2019 Desactivado Por Yesid Aguilar

Con el fin de generar conciencia en la niñez del país, el Grupo Retorna ha liderado desde su creación temas ambientales y gracias a esto ha logrado poner, desde 2012, en sitios seguros más de 243 mil toneladas de residuos posconsumo.

 

Para continuar impactando la niñez de nuestro país, ha vinculado en su estrategia la Liga Retorna, un grupo de súper héroes, que, de manera didáctica, muestran como desde los hogares y colegios, los más chicos pueden ser validadores de las responsabilidades ambientales, haciendo especial énfasis en los residuos de posconsumo por su inadecuada disposición en el ambiente.

 

Según Andres Santana Quintero, Director Ejecutivo (e) del Grupo Retorna la alianza de las corporaciones que pertenecen al proyecto Posconsumo apoyado por la ANDI como Cierra el Ciclo, EcoCómputo, Pilas con el Ambiente, Red Verde, RecoEnergy y Rueda Verde brindan una solución integral al consumidor entre los que se cuentan los consumidores del mañana, para buscar  la gestión ambientalmente segura de los residuos de plaguicidas, domésticos, computadores y periféricos, pilas, electrodomésticos, baterías con plomo ácido y llantas que el común de la gente no sabe dónde ubicar.

 

Por eso, el Grupo Retorna ha invertido $43.286 millones para que los colombianos tomen cartas en el asunto en temas ambientales.

 

“Hoy contamos con el apoyo de varios aliados que se han unido para que con sus grupos de interés logren poner los residuos posconsumo en sitios seguros”, aseguró Santana Quintero.

 

Uno de estos aliados es Frisby, cuya cadena de restaurantes cubre el 66% del territorio nacional y tiene actualmente 260 restaurantes donde tiene gusto de atender a más de 50.000 niños que serán impactados en el mes de abril. Junto con ellos, se generará un proceso de educación ambiental, donde por medio de historias se invitará a los niños a hacer la diferencia en los diferentes lugares donde se encuentren.

 

La campaña se hará en varias ciudades, entre ellas, Medellín, Cali, Barranquilla y Bogotá. Algunos de los restaurantes de Frisby y de los centros comerciales donde actualmente están ubicados, se vestirán de historias y diversión para que todos los padres se animen a disfrutar un producto Frisby mientras sus hijos aprenden.

 

Jairo Beltrán, Gerente de Mercadeo de la empresa, asegura que Frisby ha encontrado en los niños la posibilidad de construir un mejor planeta y por eso durante el mes de abril ellos serán sus grandes héroes, brindándoles la mejor experiencia e invitándolos a ser generadores de cambio. Los elementos con los cuales debemos tener especial atención son las pilas, baterías de carros y motos, llantas, computadores, periféricos aparatos electrónicos, neveras, lavadoras, hornos microondas, aires acondicionados y los envases de plaguicidas que son usados desde los hogares. Estos forman parte de los residuos posconsumo o de manejo diferenciado, que generan un impacto ambiental negativo si no se disponen de forma segura.

 

La creación del Grupo Retorna ha dado frutos importantes porque es la respuesta de 156 empresas que si le creen al ambiente y han iniciado de una u otra manera pilotos importantes que benefician a las comunidades.

 

¿Y qué hace el Grupo Retorna?

 

El grupo Retorna es la alianza de seis corporaciones posconsumo que (Cierra el Ciclo, Pilas con el Ambiente, EcoCómputo, Red Verde, Rueda Verde y RecoEnergy) y que son apoyadas por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) y cumplen el principio de “Responsabilidad extendida del productor”, aportándole a la estrategia Nacional de Economía Circular, en la cual los fabricantes e importadores de productos son responsables de establecer canales de devolución de residuos posconsumo, a través de los cuales los consumidores puedan devolver dichos productos cuando estos se convierten en residuos”, comenta el Director Ejecutivo (e) del Grupo Retorna.

 

La peligrosidad de los productos es latente, porque muchos de ellos tienen periodos de descomposición prolongados y sus compuestos son corrosivos, reactivos, tóxicos inflamables y hasta radiactivos.