Luker revoluciona el mercado del chocolate

El nuevo portafolio de productos rescata la tradición chocolatera de las regiones colombianas con cacaos de origen en nuevas presentaciones

Con más de 110 años en el mercado, CasaLuker es la empresa con mayor tradición en Colombia y una de las más antiguas de Latinoamérica.  En los últimos 20 años, Luker se ha caracterizado por ser un promotor y embajador del cacao fino de aroma, un cacao con características únicas y especiales en el mercado. “Creemos que, así como nuestro café es reconocido en el mundo por su calidad, en Colombia también tenemos unos de los más exquisitos cacaos del mundo”. Afirmó, Luz Adriana Osorio, gerente general de CasaLuker.

Precisamente, el perfil de sabor y el modelo de responsabilidad empresarial detrás de la compra del grano para la elaboración del chocolate, le ha permitido a CasaLuker ganarse un espacio en el mercado internacional de chocolates finos, como proveedor de algunas de las mejores y más reconocidas chocolatiers en el mundo, exportando hoy más de la tercera parte de su producción, llegando a 42 países.

Esta nueva línea de productos premium llamada ‘Luker cacao fino de aroma’, es una selección de 12 de las referencias con mayor acogida a nivel mundial, un variado portafolio de productos que van desde barras de chocolates finos de aroma, grajeas de quinua expandida, nibs y uchuvas recubiertas con chocolate, hasta una propuesta de chocolates de mesa de origen y productos desarrollados especialmente para ser utilizados en fondues.

Con este portafolio, se quiere empezar una verdadera revolución en el tradicional chocolate de mesa, buscando recorrer el camino que empezó el café hace un par de décadas. Así mismo, se busca que el consumidor diferencie y aprecie las características que tienen los chocolates elaborados con cacao de una región en específico. En esta ocasión los tres orígenes son Tumaco, Huila y Santander.

“Este portafolio tiene la misión de enseñarle a los consumidores colombianos acerca del origen y consumo de chocolate, y de esta manera, empezar a sentirnos orgullosos de nuestro chocolate, del chocolate colombiano. El chocolate merece un lugar como el del café o las flores”. Agregó, María Fernanda Garzón, gerente de mercadeo de la compañía, quien además reconoce que es deber del sector enaltecer la labor de las más de 35.000 familias cacao cultoras colombianas, y enseñarle a la gente que el chocolate viene de una fruta llamada cacao, originaria de las Amazonas.

Bien se ha dicho que el cacao es un fruto de paz y una de las mejores opciones de sustitución de cultivos ilícitos, gracias a que es un fruto capaz de generar desarrollo en el país. De la misma manera, CasaLuker lo ha entendido, y es por esto que este portafolio espera dar a conocer lo que se ha denominado ´El Sueño de Chocolate´: una invitación a soñar a largo plazo para liderar y promover el desarrollo social y económico en las regiones productoras de cacao en Colombia. Un proyecto donde innovadores, emprendedores, académicos, ONG, empresarios y soñadores apasionados son bienvenidos.

CasaLuker hoy comparte dos modelos de desarrollo para el campo colombiano; por un lado, trabaja directamente con más de 40 asociaciones de cacao cultores, y por el otro, ha empezado a fomentar desde Necoclí Colombia el desarrollo de bosques de Chocolate a escala agro industrial, beneficiando el progreso de la zona, la formalización del empleo y el fomento de pequeños agricultores.

Desde el 15 de octubre al 15 de noviembre, ´Luker cacao fino de aroma´ abrió las puertas de la terraza del nuevo Boho Food Market (Cra 7ª #120-20 en Bogotá), disponible al público desde las 12 del mediodía, hasta las 10:00 pm, de lunes a domingo, para que todos los amantes del chocolate degusten el nuevo portafolio y conozcan más acerca de la herencia y cultura cacaotera del país.