Recolección de baterías automotrices usadas: un asunto de salud pública infantil.

De acuerdo con UNICEF, 1 de cada 3 niños en el mundo tiene altos niveles de plomo en su sangre, lo que equivale a una cifra cercana a los 800 millones. Una situación alarmante generada, entre otros factores, por el reciclaje informal, ilegal e inseguro de baterías automotrices en zonas donde los niños y niñas juegan, viven y van a la escuela, quienes se exponen bajo estas circunstancias a sufrir daños irreparables en su desarrollo.

 

Por esta razón, varios países en el mundo han adoptado desde hace algunos años, diferentes normativas y/o marcos legales para impulsar la recolección responsable y segura de baterías usadas de plomo ácido, a través de un trabajo en conjunto que involucra a todos los actores de la industria (gobierno, fabricantes, distribuidores y conductores) con el fin de proteger la salud y bienestar de las personas, particularmente de los niños y niñas que viven en las zonas más vulnerables de los países en vía de desarrollo.

 

En el caso de Colombia, el Gobierno Nacional expidió en el año 2009 la Resolución 372, mediante la cual reglamentó los ‘Planes de Gestión de Devolución de Productos Posconsumo de Baterías Usadas Plomo-Ácido’, que obliga a los fabricantes y/o importadores a implementar sistemas adecuados de recolección y disposición de las baterías automotrices, una vez finalizada su vida útil, para lograr un correcto y responsable retorno de esta clase de productos a la cadena de fabricación, distribución y consumo, sin poner en riesgo el bienestar del planeta y mucho menos el de las personas.

 

En este contexto, compañías líderes del sector como Clarios – Baterías Mac, han implementado modernos y ambiciosos sistemas como el programa ‘Ecosteps’, que garantiza la recolección y adecuada disposición de las baterías usadas plomo ácido en gran parte del territorio nacional, con el fin de que los conductores tengan a su disposición varios puntos para entregar este clase de residuos, de manera fácil, rápida y ambientalmente segura.

 

“Además de comprometernos a entregar las mejores y más avanzadas baterías de la industria a nuestros usuarios, también somos conscientes que jugamos un rol clave en la conservación del medioambiente y la protección del bienestar de las comunidades. Por eso, a través de nuestro programa estrella ‘Ecosteps’, no solo reciclamos hasta un 99% de los materiales presentes en una batería vieja, sino que también buscamos crear conciencia entre los conductores y demás aliados sobre la importancia de jugarle limpio al planeta por medio de esta iniciativa”, aseguró Oscar Ospina, Gerente de Marketing y Estrategia de Clarios – Baterías Mac.

 

Ecosteps: un compromiso de todos.

 

De acuerdo con Ospina, una vez los conductores llevan su batería usada hasta uno de los centros de servicio automotriz autorizados por la compañía (talleres, energitecas, y almacenes de cadena en alianza con Coéxito), no solo adquieren automáticamente un beneficio en la compra de su siguiente batería, sino que permiten su recolección por parte del programa ‘Ecosteps’, que cuenta con una flota especializada y autorizada de vehículos para el transporte terrestre de residuos peligrosos de plomo ácido.

 

Una vez las baterías han sido recolectadas, se llevan hasta uno de los centros de almacenamiento y luego a la planta de reciclaje de Clarios – Baterías Mac, ubicada en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca, que cumple con los permisos y autorizaciones ambientales para procesar la batería usada y así extraer con alta tecnología todos sus componentes para fabricar nuevas baterías que cuentan hasta con un plomo de 98% de pureza.

 

“A pesar de contar con un sistema fácil y seguro de recolección y disposición de baterías usadas en buena parte del territorio nacional, finalmente son nuestros usuarios quienes se encargan de traer sus baterías usadas hasta uno de nuestros puntos de recolección. Por eso, buscamos incentivarlos por medio de diferentes beneficios (por ejemplo, descuentos en sus próximas compras), y también, a través de nuestro canal de comunicación directa  “BatteryChat Mac” donde nuestros clientes encuentran información relacionada al programa de devolución de baterías chatarra y sensibilización de la problemática ambiental y social que genera el plomo”, agrega Ospina.

 

De esta manera, Clarios – Baterías MAC se consolida como la compañía líder en fabricación y programas de posconsumo de baterías automotrices en Colombia, reforzando así su compromiso con la protección del medioambiente y las comunidades, especialmente las de la primera infancia.