San Miguel de Allende mantiene su enfoque de “la salud primero”.

San Miguel de Allende mantiene su enfoque de “la salud primero”.

18 enero, 2021 Desactivado Por Redacción

La ciudad colonial mexicana de San Miguel de Allende tuvo una temporada navideña muy exitosa, reportando una ocupación del 100% del50% actual de las habitaciones de hotel disponibles.

 

Con más de 200.000 habitantes, la ciudad ha registrado un total de 1.800 casos de Covid-19, uno de los casos más bajos del país, y sus funcionarios gubernamentales mantienen una postura de “La salud primero”.

 

El acceso a San Miguel de Allende se cerró de marzo a junio del 2020 a los no residentes, sacrificando la economía local por la salud y el bienestar de sus residentes. El 25 de mayo, la ciudad lanzó su certificación “La salud es lo primero”, que se otorga después de que los funcionarios locales de salud y seguridad evalúan cada lugar y certifican el cumplimiento de los protocolos sanitarios para la reapertura. Esto fue seguido por el 2 de julio cuando San Miguel de Allende recibió el sello “Safe Travels” del Consejo Mundial de Viajes y Turismo. Esto fue visto como un reconocimiento de los muchos sacrificios que la ciudad ha hecho para contener la pandemia y garantizar que se cumplan todos los requisitos internacionales.

 

En la actualidad, se han certificado 245 hoteles, 336 restaurantes, siete balnearios y 20guías de turismo, lo que reactivó la industria turística de la ciudad de forma lenta y segura. En agosto, los restaurantes, hoteles y todos los establecimientos que operan con un sistema de reservas debieron completar un proceso adicional para generar un código QR(código de barras cuadrado bidimensional) con el que los clientes pudieron ingresar a la ciudad y así mantener una ocupación del 50% en todos los establecimientos.

 

El personal de todos los puntos de entrada a la ciudad supervisó la lectura de los códigos y completó un segundo cuestionario sobre el estado de salud actual de los posibles visitantes antes de que se les permitiera ingresar a San Miguel de Allende. Dentro de los límites de la ciudad, se han colocado estaciones de desinfectantes a lo largo de las calles y el uso de mascarillas es obligatorio.

 

Los que no cumplen son arrestados. Todos los eventos de la ciudad en San Miguel de Allende fueron suspendidos, incluidas las celebraciones del Día de Muertos, la Virgen de Guadalupe, Navidad y Año Nuevo.

 

Actualmente, las bebidas alcohólicas solo se pueden vender dentro del horario de 8:00 p.m. hasta las 10:30 p.m., y los bares y restaurantes están limitados al 50% de su capacidad. Los hoteles también continúan operando al 50% de su capacidad potencial